Conjuntivitis, ¿mito o realidad?

Acerca de la conjuntivitis hay muchos mitos. ¿Cuántos de nosotros no escuchamos alguna vez que si veías a los ojos a una persona que tuviese esto, te contagiarías en el acto? Sin embargo, esta frecuente enfermedad del ojo es, por lo general, fácil de tratar, y con unas simples precauciones, se puede incluso evitar.

Lo cierto es que cualquiera puede contraer conjuntivitis, pero en sitios como preescolares, escuelas, y las personas que trabajan como docentes, o laboran en guarderías, son más propensos a la misma debido a la mayor cercanía con otras personas.

Cabe destacar que la conjuntivitis puede ser: viral; la cual es altamente contagiosa, pero suele desaparecer por sí misma luego de unos días. Puede ser bacteriana; la cual si no es tratada a tiempo puede causar serios problemas al ojo. También puede ser alérgica, la cual es causada generalmente por el polen –en ciertas épocas del año– o durante todo el año debido al polvo y a mascotas.

Vejiga tímida: ¿Por qué hay personas que no puede orinar con alguien cerca?

Creo que no sería la primera que se haya escuchado o leído acerca de personas que no pueden bajo ningún concepto orinar acompañados de alguien o incluso sólo al sentir la presencia de otra persona. Estás personas se les dice que son de vejiga tímida pero ¿Por qué se produce esto realmente?

La denominación profesional de lo que se conoce como vejiga tímida es la paruresis, y esto suele ser un problema mayor ya que incluso muchos afirman estar al borde pero no ser capaces de excretar su orina de forma apropiada incluso con la sola idea de que alguien pueda aparecer mientras lo hacen.

La razón por la que se produce este fenómeno corporal son distintas, pero tienen que ver en general con problemas en el área emocional del sujeto, ya que se produce una ansiedad muy grande que lo reprime de dicha necesidad.

La vejiga tímida se vuelve un problema mayor cuando las personas son incapaces de ir al baño en largos viajes, o en el horario de trabajo, y situaciones similares. El daño se genera al tener que aguantar largos periodos o por el contrario, al forzarse hacer cuando no tienen ganas para luego no tener que ir.

 

La influencia calor en el rendimiento académico

Actualmente se ha hecho un hallazgo importante en cuanto a la influencia del ambiente con respecto al rendimiento escolar. Y es que un estudio en conjunto de integrantes de la Universidad de Harvard, junto con el Estado de Georgia y la UCLA, ha determinado cómo influye el calor en los exámenes.

Los alumnos siempre se han quejado que el calor no los deja estudiar, sin embargo, se ha demostrado que el aumento solamente de un 0,55° grados en la temperatura media del año, reduce 1% de la capacidad de aprendizaje de los estudiantes.

Se determinó de esta manera que las complicaciones con respecto al calor y el aprendizaje comienzan cuando la temperatura supera los 21° grados centígrados, se acentúa luego de los 32° para agravarse definitivamente luego de los 38°.

Es así como uno de los elementos que más subestiman las escuelas y profesores en todo el mundo, a demostrado ser de suma influencia para el desarrollo de un aprendizaje apropiado y un buen rendimiento académico.